#CómoSalimosDeEsta

Sergio Rambla: “No visualizo a futuro nada en especial porque no soy prestidigitador”

Escritor peruano-chileno hace su camino vertiginosamente en el mundo de la literatura latinoamericana

Publicado: 2021-02-24

No deja de escribir, los lenguajes artísticos se conjugan en su cabeza. Hace una carrera en Chile, aunque él se siente ciudadano del mundo. No le interesara el futuro, vive su presente lleno de historias por contar, muchas de ellas con ironías sobre la realidad. Esta es la vida de Sergio Rambla, en blanco y negro, de músico y literato, un ser humano que vive intensamente cada párrafo de sus días.

Por Carlos Huamán

Fotos: Máximo Rambla Ríos 

¿Cuáles son tus influencias como escritor?

Son variadas y no necesariamente literarias. Dentro de un conjunto de expresiones artísticas, siento que ese todo me aclara el panorama que tengo, mi razón de ser, vale decir, mi misión en este espacio temporal. Obras de cine de Luis Buñuel me dieron una bofetada al cerebro para despertar del marasmo, de la mediocridad humana (tan innata), esa que te dicta desde el subconsciente… “¡Déjalo para mañana!”, “Dedícate a lo que te hace feliz cuando estés a un paso de la muerte física”.

Bien. En el área cinematográfica, me han impactado los films de Luis Buñuel: ‘El Fantasma de la Libertad’, ‘Ese obscuro objeto del deseo’, ‘Viridiana’, ‘Los Olvidados’. Poseen un nivel intelectual altísimo e irreverente a la vez, donde la psicología y la sociología son los auras que iluminan esas obras cumbres.

En lo musical, el álbum: ‘Artaud’ de Luis Alberto Spinetta (1973). Un disco conceptual filosófico adelantado a su época y atemporal. Y ‘Locudeces’ de Javier Orihuela Romero ‘Poggy’ (1990), que de la nada hizo un álbum solista influenciado por él mismo. Notable.

En la literatura: ‘Fausto’ de Goethe. ‘La ley del Amor’ de Laura Esquivel. ‘La Buena Tierra’ de Pearl Buck. ‘Historia de una Gaviota y Del gato que le enseñó a Volar’ de Luis Sepúlveda. ‘El País de los Ciegos’ de H.G. Wells. ‘Juan Salvador Gaviota’ de Richard Bach. ‘Matilda’ & ‘Las Brujas’ de Roald Dahl. ‘El Jardín Secreto’ de Frances Hodgson Burnett.

En teatro: ‘El enfermo Imaginario’, ‘El Médico a Palos’ de Moliere.

La ironía y la narrativa cotidiana suele estar presente en tu obra ¿Podríamos hablar de un estilo definido?

Desde mi punto de vista, si es que yo llego a un estilo definido, me declaro desde ese instante un ‘no escritor’. Personalmente, me alimento espiritualmente de lo que escribo y está relacionado con los diferentes estados de ánimos (algo natural en nosotros los humanos). Hago poesía, narrativa urbana, narrativa con humor negro, obras de teatro, letras de canciones.

Si en mi ruta literaria encuentro un estilo y lo hago bien ¡Excelente! Y si me manifiesto con varios estilos, también bien. Lo importante es escribir y transmitir lo que uno quiere, o sea, hacerlo bien.

Tu capacidad de producción es muy dinámica ¿Alguna vez has tenido que desechar algún escrito por considerarlo malo?

Ningún escrito es malo para mí. Si escribo es porque es algo bueno, liberador. Mi ritmo es constante y mi yo interior sólo me impulsa a sacar lo bueno. Las cosas malas que tengo, las transformo en textos amenos. Cuando escribo, no hay malo o bueno, sólo letras, y las letras son lo que son, un medio de comunicación.

Considero que para escribir hay que estar dispuesto a hacerlo con el corazón y saber que no necesariamente vas a salir bien parado ¿Podrías dar fe de ello?

Cuando escribo uso la razón y el corazón, en ese orden. Escribo libremente y no me auto censuro pensando que tal texto no le va a gustar a tal o cual persona. Pero en la práctica, mis textos que llevan el humor negro en su tinta, han sido bien recibidos por las personas pacatas y rechazados por individuos supuestamente liberales. Mucha gente no me habla por haber escrito ¡Vida…Perfecta!, incluso, parejas que he tenido, me han excluido de sus vidas unilateralmente luego de leer mi estilo directo, descarnado y frontal. Pero eso a mí, no me interesa. Yo sigo escribiendo para mantener mi plenitud, mi equilibrio emocional, existencial.

Entre la música y la literatura ¿Crees que ésta aporta a la hora de escribir?

Para mí, ambas actividades están relacionadas. En la práctica lo demuestro. Voy a publicar un libro de poemas los cuales han sido transformados en canciones (30 específicamente). ‘Trova Bizarra y/o canciones para Extraterrestres’, es mi primera Ópera rock conceptual que tiene un libro, además.

En tu trajinar figuran obras escritas a dos plumas ¿Cómo es el proceso?

En la ruta de la vida he encontrado personas maravillosas con ganas de escribir y, luego de conversar y poner ciertas guías para efectuarlas con disciplina, se escribe la obra y no hay excusa para no hacerlo. Con Camila Beroiz Mariani, escribí ‘El Suicidio de las Tortugas’ y con Paulina Dinamarca Maira, el libro ‘Una Noche en el Polo Sur’. Ambos textos tienen un ritmo poético existencial filosófico.

¿Crees que tu paso por el periodismo ha sido importante para desarrollar una carrera de escritor?

Sí. Cuando laboraba de periodista, escribía todos los días porque era obligatoriamente hermoso. Así, el ritmo se hace constante, fluye día y día. Esa experiencia la aplico hoy en día. Escribo todos los días como si estuviera en un diario, en una redacción contra reloj y salen notas, cuentos, semblanzas, pinceladas, poesías, en fin.

¿Cómo visualizas tu ruta literaria?

No visualizo a futuro nada en especial porque no soy prestidigitador. Sólo escribo y veo día a día todo el camino que he recorrido, aparentemente es mucho, pero creo que no es nada.


¿Cuántos libros ha publicado Sergio Rambla?
Hasta el día de hoy, 7. Pero este 28 de febrero publicará su libro número 8: ‘Jóvenes sin Futuro’, una obra donde el bullying en la etapa escolar es la línea conceptual. Las anteriores obras llevan por título: ‘Una Historia, Doce Temporales’, ‘Próxima Estación: Universidad de la Vida’, ‘Una Noche en el Polo Sur’, ‘¡Vida… Perfecta!’, ‘El Suicidio de las Tortugas’, ‘Vida Perfecta 2’, ‘Vida Perfecta 1’

Escrito por

Carlos Huamán

Melómano, crítico de rock, periodista impulsivo, opinólogo, Clown, realizador audiovisual, fotógrafo y escritor sin días de guardar.


Publicado en

#LucesDeNeón

Un lugar, una puerta cultural, una esquina de Lima para la conversa con aquellos personajes que reconocemos y merecemos conocer.