sin ciencia no hay futuro

Soledad Villamil: "Es notable el poco cine latinoamericano que se distribuye en nuestra propia región"

La actriz y cantante argentina reflexiona sobre el cine independiente en tiempos de pandemia

Publicado: 2020-10-17

Emblema del cine argentino y latinoamericano. Musa de historias de gran profundidad, Soledad Villamil, entre la música y el arte de interpretar guiones de vidas prestadas, reflexiona sobre la coyuntura, los placeres, ansiedades del confinamiento y el futuro de nuestra independencia cultural. Junto al director y guionista Federico Olivera, ofrecerá una “Clase Magistral” sobre temas relacionados a la actuación. Se abre el telón.  

Por Carlos Huamán

En este tiempo de pandemia, muchos artistas, los músicos sobre todo, parece que han intensificado su capacidad creativa. En tu caso ¿Qué te ha traído el confinamiento?

Diría que esta situación me ha traído de todo, momentos de angustia, de sentirme perdida y también momentos de mucha creatividad. Está siendo un cambio tan radical, tan fuerte de las condiciones de vida y de trabajo que vivo en un tsunami permanente de emociones. Por ahora, tratando de surfear la ola gigante lo mejor posible.

¿Qué compartirás en tu próxima Clase Magistral?

Junto a Federico Olivera revisaré ideas y experiencias sobre el trabajo de una actriz o un actor en una escena específica. Cómo la analizamos, cómo abordamos el texto, cómo investigamos en las múltiples variantes que pueda tener. Cuál es el recorrido que va de la escena escrita en el papel, a la escena actuada en el escenario o la pantalla.

Entre la música y el oficio de la actuación ¿Cómo equilibras tu vida en el arte?

Tanto la música como la actuación son dos cosas que me apasionan y eso me dan mucha energía. A veces tengo que elegir, priorizar alguna por motivos de tiempo o de otras necesidades, pero en general me resulta bastante fácil.

Ahora que vivimos esta Nueva Normalidad ¿Cómo avizoras el futuro del Cine Latinoamericano?

Acabo de ser parte del equipo de selección del Festival de Cine de Gramado, Brasil, y me impresionó la cantidad y calidad de las películas latinoamericanas. Hay una enorme riqueza y es muy importante protegerla. Para eso se necesita mucha política cultural que brinde apoyo, ayudas y subsidios que promuevan la producción y también medidas que mejoren el circuito de distribución y venta. Es notable el poco cine latinoamericano que se distribuye en nuestra propia región.

Recientemente pude ver “Corazón Loco”, en mi opinión, bastante ligera… ¿Crees que el cine de esta parte de la región va por el camino de seguir el molde Hollywood?

Yo creo que la diversidad, en los tipos de películas y géneros es importante. El cine de autor latinoamericano es sumamente valioso, pero creo que puede convivir con otro tipo de cine, más de entretenimiento. Y eso puede ayudar a que el público de nuestros países deje de consumir casi exclusivamente producciones norteamericanas. En la Argentina eso ha pasado. Se ha ido generando un cine de calidad, aunque dirigido a un público más amplio que el meramente cinéfilo y eso llevó a una nueva valoración del cine nacional que antes estaba mucho más depreciado. Como decía antes, una política cultural de apoyo a las cinematografías latinoamericanas es indispensable.

De tu disco “Ni antes y ni después”, llamó mucho mi atención la canción “Temporadas”. Es una suerte de soundtrack de la relación humana en pareja ¿Cómo llegaste a ella?

Esa canción está escrita a dúo con Federico Olivera, que además de ser mi pareja es actor, músico y guionista. Nos pareció divertida la idea de ir haciendo un paralelo entre una relación amorosa y la relación que tenemos con las series de TV. Sobre todo, en un momento en que estas entraron a nuestras vidas de una manera tan categórica. Fue una forma de ironizar sobre eso también.

“El mismo amor, la misma lluvia” y “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella, desde mi percepción, son dos obras con gran carga emotiva ¿Cómo lo observas en la actualidad ya desde la lejanía de haberlo vivido?

Estoy de acuerdo. El cine de Campanella, desde el guion, está muy trabajada la curva emocional de la historia y de los personajes. En ese sentido, se inscribe en la tradición del cine italiano de Sordi, Gassman, Ettore Scola, etc.

Clase Magistral

Soledad Villamil y Federico Olivera ofrecerán La Escena Escrita, La Escena Actuada. Este martes 27 de octubre 17:00hrs. (Perú), 19:00hrs. (Argentina). Para mayor información AQUÍ


¿Dónde escucho la música de Soledad Villamil?
En Spotify y otras plataformas digitales.

Escrito por

Carlos Huamán

Melómano, crítico de rock, periodista impulsivo, opinólogo, Clown, realizador audiovisual, fotógrafo y escritor sin días de guardar.


Publicado en

#LucesDeNeón

Un lugar, una puerta cultural, una esquina de Lima para la conversa con aquellos personajes que reconocemos y merecemos conocer.